Nos cuidemos entre todos, pero sigamos compartiendo muchos momentos juntos

-“Me acuerdo cuando de chiquita, le pregunté a mi papá por qué el logo de su empresa era un árbol y por qué ese árbol y no otro. Me gustó tanto su versión de la historia que creo que todos deberían conocerla. Es de la forma en la que se llega a entender el amor, la dedicación y el empeño que hay detrás de cada trabajo, de cada producto.”- Valentina Montilla 

Somos una empresa familiar de San Juan, Argentina, dedicada actualmente a la producción, elaboración y comercialización de frutas secas, frutas secas bañadas en chocolate y productos de autores sanjuaninos.

La empresa fue fundada en Junio de 1997 por  Anibal y Sergio Montilla, dedicándose exclusivamente a la venta de almendras producidas en la finca “El Rincón”, ubicada en Albardón.

El padre de los jóvenes, Héctor Montilla, propietario de la finca, desde niños les inculcó que “a las puertas las abre uno con esfuerzo y dedicación”. Así es como ambos, siguiendo con el ejemplo que su padre les había dado y enseñado comenzaron a ampliar su variedad de frutas secas y a comercializarlas en diferentes puntos de venta dentro de San Juan, tales como heladerías y autoservicios, e incluso en otras provincias como Mendoza y Córdoba.

-“Todo lo hacíamos nosotros. Desde ir a la finca a organizar y supervisar la cosecha, seleccionar las mejores almendras, hasta el empaquetado y los viajes. Empezamos de chicos y eso nos abrió mucho la cabeza”- Sergio Montilla

Tras la búsqueda de seguir innovando y haciendo un producto auténtico y 100% sanjuanino, se incorporó el chocolate. Con el tiempo, una gran variedad de productos fueron ganando el paladar y cariño de las personas que los consumen, distinguiendo que detrás de cada uno hay todo un equipo que se preocupa por evaluar y elegir cada materia prima para producir un chocolate de alta calidad. Estos, actualmente, son la imagen de nuestra empresa y lo que nos distingue como Montilla en todo el país.

Hoy, después de 23 años, Sergio, quien quedó como líder y propietario de la empresa, sigue teniendo en cuenta la enseñanza de Héctor y, junto a su familia y el equipo de trabajo, con esfuerzo y dedicación día tras día, logramos establecernos como líderes en el mercado local e incursionado, no sólo en el mercado nacional, sino también internacional, en varios eventos en Brasil.

Es por este motivo que el árbol que representa a la marca es un almendro, que nace a partir del incursionamiento y enseñanzas de Héctor a sus hijos y del trabajo que los hermanos Montilla iniciaron y, que hoy en día,  se mantiene gracias a la comunidad que se formó a través de los años. Representa las ganas de seguir creciendo, alimentándonos de la tradición que hace 20 años se mantiene, enseñando a las nuevas generaciones a preservar la misma calidez y amor por la empresa y por lo que día a día hacemos e intentamos transmitir.

Habiendo logrado satisfacer y superar la expectativa de cada consumidor al que hemos llegado, gracias a la calidad auténtica de nuestro producto, esperamos seguir innovando y sorprendiendo tanto a quién nos sigue eligiendo año tras año como aquellas personas a las que tenemos la suerte de llegar por primera vez.