Nos cuidemos entre todos, pero sigamos compartiendo muchos momentos juntos

¿Te gusta cuidar tu alimentación? ¿Estás haciendo dieta?  ¿Vivís con un constante deseo de algo dulce y "te lo prohibís"?

Hay muchos estudios científicos que a lo largo de los años han probado que, a diferencia de la creencia social, el chocolate es muy bueno para la salud y consumirlo en cantidades medidas diarias beneficia a tu cuerpo en varios aspectos.

Desde Montilla queremos explicarte y contarte por qué su consumo es beneficioso para tu salud.

  • El chocolate NO produce acné. Lo que lo produce es la ingesta de chocolates altamente azucarados y, ¿sabés qué? En Montillla tenemos no una, sino dos opciones de diferentes chocolates que no contienen azúcar.

  • El chocolate contiene flavonoides (químicos vegetales) que hidratan y mejoran el aspecto de tu piel, ayudando a su resistencia ante la exposición de los rayos UV y el enrojecimiento cutáneo en consecuencia.

  • Los flavonoides, que actúan como antioxidante reduce el colesterol LDL ( colesterol malo) inhibiendo su oxidación y elevando el colesterol HDL (bueno). Además combaten la formación de coágulos sanguíneos y reduce la presión arterial manteniendo un buen flujo sanguíneo.

  • La actividad antioxidante de estos químicos vegetales ayudan a la actividad cerebral, al desempeño cognitivo y a fortalecer la memoria.

  • Es muy bueno para los deportistas, ya que su alto contenido en magnesio ayuda a controlar los niveles del mismo en el cuerpo, necesarios para un buen rendimiento físico, brindando fortalecimiento muscular y el aporte energético necesario para una actividad más continua y constante.

  • Reduce el nivel de cortisol (hormona que se produce en respuesta al estrés) estimulando la secreción de serotonina que mejora el humor y ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad, dando sensación de saciedad. ¿Mucho estrés por trabajo? ¿Sentís que tenés mucho por hacer y poco tiempo? ¿Muchos parciales juntos en una semana? Adiviná cual es la respuesta, ¡CHOCOLATE!

Los chocolates no son malos para nuestra salud, hay que saber elegir los que tienen menos cantidad de lactosa y azúcar añadidos, ya que es en esos donde el cacao se encuentra en su estado más puro.